Cogiendo en cuatro a una vecina resbalosa

Detalles
Spread the love

Esto es lo mejor que me ha pasado en este invierno, duro y bastante frío, una nueva vecinita llego al barrio, para alegrar nuestros días y darnos bastante calorcito, está bien rica la condenada, con un cacharro que enamora y un tarro que nos pone bien arrechos, y lo mejor de todo es que una pendeja, capaz de moverse como una batidora cuando le ponen una pichula al frente.