Asfixiando a su marido a punta de nalgadas

Detalles
Spread the love

Esta tía resulto ser toda una perra en la cama, le pica tanto la conchita, que le pide a su marido se eche en la cama, y ella luego le roza su papita en la cara, al punto de querer asfixiar a su marido con la cara enterrada bajo sus ricas, redonditas y duritas nalgas.