Aeromoza se hizo millonaria por tener sexo en avión con clientes

Spread the love

Tener sexo en un avión en pleno vuelo es una de las fantasías más comunes tanto en hombres y mujeres. Lamentablemente, cumplirla tiene un alto grado de riesgo ya que es algo totalmente prohibido en vuelos comerciales, incluso en algunos lugares es penado con cárcel. Ante esta coyuntura, no son pocos las aeromozas que han encontrado en la prostitución aérea una forma sencilla de ganar un buen dinero.

sexo, avión, fantasías, cárcel. aeromozas, prostitución, dinero, Arabia Saudita, euros, millón, azafata, escorts, prostitución, Japón, azafatas, piloto, yenes

Esta semana se hizo público el caso de una aeromoza de una aerolínea de Arabia Saudita que tenía sexo con los pasajeros de aerolínea en pleno vuelo por el módico precio de 2000 euros. El próspero negocio de la mujer (se estima que ganaba más de un millón de euros al año) salió a la luz cuando fue atrapada teniendo sexo en el baño hace poco durante uno de sus servicios, por lo que fue despedida de forma inmediata, además de que podría ser expulsada de su país.

sexo, avión, fantasías, cárcel. aeromozas, prostitución, dinero, Arabia Saudita, euros, millón, azafata, escorts, prostitución, Japón, azafatas, piloto, yenes

Hasta el momento no está claro como la azafata hacía para conseguir a los clientes. Hay quienes afirman que sería parte de una organización de escorts de ‘alto vuelto’ (algo que tiene sentido teniendo en cuenta que algunas aerolíneas escogen a sus aeromozas bajo criterios que parecen sacados del Miss Universo) y también están los que manifiestan que cuando se acercaba a los pasajeros a ofrecerles alguna bebida o snack, también aprovechaba para ofrecer un ‘polvo’ en el baño.

sexo, avión, fantasías, cárcel. aeromozas, prostitución, dinero, Arabia Saudita, euros, millón, azafata, escorts, prostitución, Japón, azafatas, piloto, yenes

Cabe mencionar que este mismo año salió a la luz la existencia de un ‘círculo de prostitución’ aérea en Japón, donde algunas azafatas ofrecían sexo a los pilotos a cambio de. Según explicó la prensa, azafatas y pilotos habrían creado una forma de contacto basada en gestos. De esta forma, si en los minutos previos al despegue el piloto levantaba cuatro dedos, significaba que el precio propuesto ascendía a los 40.000 yenes.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

Comentarios