Dos golfas ajustando al de la pizza

Detalles
Spread the love

Definitivamente este repartidor de pizza si que tuvo una suerte única, algunas veces cuentan que el repartidor llega y se come al coño que lo atiende, pues esta solita y quemando por el coño, pero este tío se llego a comer a dos hembras, que estaban recontra mojaditas en sus papitas.