Haciéndole un buen sanguchon a la nueva vecinita

Detalles
Spread the love

Este par de amigos pipilecticos, notaron que su nueva vecinita, era un barbie y a la vez una loba en la cama, así que de inmediato se presentaron en su casa, y entre insinuaciones se ofrecieron hacerle una buena bienvenida, le mostraron su armamento y ella ni corta ni perezosa accedió al maltrato de sus inquietos vecinos.