Manosea nalgas puesto en apuros

Detalles
Spread the love

Un mal momento fue el que pasaron todos estos tíos, que iban sin preocupación algunas por estas calles, de pronto estaban envueltos en un lío e inculpados de ser unos manoseadores de nalgas, tremendo roche el que se tuvieron que comer, cuando el verdadero mañoso incluso metía más leña al fuego.