Sirvienta mañosa, cogiendo en horas de trabajo

Detalles
Spread the love

Cuando a la sirvienta de la casa, le entran ganas de que se la entierren, no hay momento ni lugar que la contenga, incluso hasta en horas de trabajo y en mitad de las labores, es capaz de ir a buscar al dueño de la casa, y montarse sobre el fierro del buen amo.