Desesperada por una pieza grande

Detalles
Spread the love

Este par de maduritas cachondas, esperaban ansiosas que llegara su vigoroso amante, para que pueda complacerlas, y es que entre tanta arrechura, sus deditos y metidas de lengua, su ricos chochitos estaban ansiosos de una buena verga, y este tío entro al ring, aunque el escenario no fue una cama, por el contrario lo hicieron bajo los rayos del sol.