Bien despachada

Detalles
Spread the love

Singular broma en la que caen todos estos tíos en una cafetería, cuando ellos menos lo piensan, son abordados por una extraordinaria pechugona, que por supuesto es imposible no verle semejantes tetas, lo que ellos no se imaginan, es que tienen un cámara escondida, grabando a detalle la cara de sádicos con la que la observan.